Sin compromiso

Soy un egoísta incurable y ante la muerte de Benedetti sólo he podido pensar en mis carencias culturales e intelectuales. En las primeras porque aún no lo he leído (tengo que hacerlo, mucha gente a la que aprecio y quiero lo admira y ésa es para mí la mejor recomendación); y en las segundas porque no entiendo muy bien qué es eso de ser un poeta-novelista-ensayista-dramaturgo-cantautor-etc. comprometido, calificativo que aplica al escritor uruguayo Juan Cruz en su obituario de El País y que he podido leer en otras muchas referencias a la desaparición de Benedetti.

Veo tres alternativas: leer a Benedetti y enterarme de una vez por todas de qué es escribir desde el compromiso; continuar en el solipsista limbo de la literatura sin compromiso; o que algún alma caritativa acuda a sacarme de mi tenebrosa ignorancia y me explique de qué va la historia.

Aunque, pensándolo bien, hay una cuarta opción de la que mi políticamente incorrecta cabeza no consigue librarse. Sospecho que, para la mayoría de la gente, un escritor comprometido es el que piensa como ella. Me temo que ésa es la vara de medir para todos.

En cualquier paso, descanse en paz. Lo leeré, con o sin compromiso. Qué mejor homenaje.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo General

3 Respuestas a “Sin compromiso

  1. Lo que deberíais hacer es leer más a Benedetti y no perder tanto el tiempo debatiendo significados, adjetivos o definiciones. Porque mientras, te pierdes a un autor extraordinario. No juzgues lo que otros dicen de él, extrae tus propias conclusiones.
    Seguro que te engancha..;-D
    Un besazo.

  2. Francisco Jódar

    Para algunas personas Juan Manuel de Prada también es un escritor ‘comprometido’. Y para los nazis lo eran los suyos. Lo que me molesta es que a menudo se juzga a los escritores por su ideología o su moral, y no por su obra. Y son cosas bien distintas. No se hacen obras de arte con buenos sentimientos.

  3. Pues querido Paco, te voy a contar en que consiste ser un escritor “comprometido”: básicamente es que sea de izquierdas, cuanto más de izquierdas más comprometido, si firma manifiestos gana puntos y cuando mira hacia otro lado en lugar de denunciar a las dictaduras comunistas alcanza el paroxismo del compromiso.

    En resumen un escritor comprometido es un tipo que, consciente o inconscientemente, odia la libertad y ama la tiranía, pero como es izquierdoso y dice cosas bonitas sobre la fraternidad universal y la primavera a todo el mundo le parece superestupen.

    Todo esto, por cierto, no tiene nada que ver con la calidad de sus novelas o sus poemas.

    Saludos nada “comprometidos”,

    Carmelo