NonNonBa

Me gustan los cómics, pero leo pocos y lo ignoro casi todo del asunto. Será por eso que no había descubierto hasta ahora al japonés Shigeru Mizuki, quien, a solo un año de convertirse en nonagenario, está considerado por los enterados y la afición en general como uno de los grandes del manga, que da para mucho más que colegialas lolitas y peleas lisérgicas a lo Bola de Dragón.

Ahora que he conocido a Mizuki a través de NonNonBa (Astiberri, 416 págs., 25 €), el álbum que le valió el premio al mejor de 2007 en el Salón Internacional del Cómic de Angoulême, entiendo ese prestigio. NonNonBa es una historia autobiográfica en la que Mizuki rememora con nostalgia y ternura su infancia durante los años treinta en Sakaiminato, un pequeño pueblo costero del sudoeste de Japón.

Peleas de chavales, el colegio, las niñas, los padres… En estas viñetas -de fondos realistas y personajes caricaturescos- no pasa nada espectacular salvo cuando interviene NonNonBa, la anciana supersticiosa que da nombre a la obra y sumerge a Shigeru -álter ego del autor- en el mundo mágico de los yokai, los espíritus, genios y fantasmas del bestiario tradicional japonés, integrados con naturalidad en la trama a través de la mente infantil de su protagonista y las enseñanzas de la vieja, una enciclopedia viviente de leyendas y mitos.

Con lirismo, sencillez y una imaginación fascinante, Mizuki revive su niñez y todo un mundo desaparecido, mezcla lo cotidiano y lo fantástico con suprema elegancia y nos regala un cuento lleno de aire fresco, de agradecer y necesario como antídoto contra el imperante cinismo coñazo y gallináceo. Próximas estaciones, Kitaro y Operación muerte.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cómic, General

Los comentarios están cerrados.