Satanás entre nosotros

La pesadísima murga pro y anti Papa de Roma que nos aturde con motivo de su visita a España no me motiva. A mí lo que me intriga es el futuro del Diablo, tan olvidado por todos. Si yo fuera Satanás, no me perdería la visita de Benedicto XVI a Madrid. Es su gran oportunidad de volver al primer plano de la actualidad.

¿En qué otro lugar podría encontrar el Príncipe de las Tinieblas tamaña concentración de almas puras a las que arrastrar a la perdición? ¡Si hasta les ponen camisetas con eslóganes para identificarlas! Ya se sabe que la mayor artimaña del Maligno es hacer creer que no existe, pero es que ya solo creen en él los seguidores de Íker Jiménez, y eso sí que no. Así que no le queda mejor venganza que aprovechar los happenings católicos (al parecer le aburren las marchas laicas y de los santos indignados) para cosechar víctimas propiciatorias mientras Su Santidad, distraída, reparte bendiciones desde estrados tan horteras que hasta Los Manolos se lo pensarían antes de pisarlos.

Sí, amigos lectores, es del pobre Ángel Caído del que me acuerdo en estos días, y de los libros rigurosamente faltos de actualidad que podrían acompañarle en su soledad, ahora que ni las beatas le dan bola. Por ejemplo:

Pero… ¿hubo alguna vez once mil vírgenes? (Enrique Jardiel Poncela)
Jardiel escribió esta novela tan humorística como ácida y crítica con las relaciones entre los sexos allá por 1930, y sigue tan fresca, cáustica e hiriente como por aquel entonces. De haberla publicado en nuestros días, probablemente habría añadido al título “mayores de quince años” antes de cerrarlo con la interrogación.

El maestro y Margarita (Mijaíl Bulgákov)
Moscú, 1930. Satanás desciende a la ciudad bajo la forma de un profesor de ciencias ocultas y, claro, se lía parda. Acontecimientos fabulosos comienzan a alterar la vida de los moscovitas, y Stalin tan pancho en el Kremlin firmando penas de muerte y preparando purgas y deportaciones. Una fabulosa sátira antiestalinista y una inteligentísima novela con múltiples lecturas.

El diccionario del Diablo (Ambrose Bierce)
Fernando Savater escribió en un artículo en El País que releía este libro para calmarse cuando la estupidez propia y ajena se le hacía insufrible. En sus palabras, es un “repaso despiadado y agudísimo de los tópicos e ilusiones de una era que aún es en gran parte la nuestra”. Bierce fue un periodista y escritor norteamericano que desapareció en el México revolucionario en 1913. Entre su obra destaca este heterodoxo y pesimista diccionario publicado en 1911, de corrosivo humor negro y repleto de grandes definiciones como esta:

Abstemio: Persona de carácter débil, que cede a la tentación de negarse un placer. Abstemio total es el que se abstiene de todo, menos de la abstención; en especial, se abstiene de no meterse en los asuntos ajenos.

Anuncios

Comentarios desactivados en Satanás entre nosotros

Archivado bajo General

Los comentarios están cerrados.