Una tumba para Stephen King

Vaya por delante: no he leído a Stephen King. Y no por pedantería o el esnobismo de rechazar los best-sellers, sino porque no me atrae la literatura de terror (Messi me asusta mucho más que Poe y la fantástica y similares tampoco figuran entre mis preferencias). Sin embargo, conozco el universo literario de este tipo con aire de nerd, aunque de forma indirecta y superficial. ¿Quién que no haya pasado los últimos treinta años en una cueva afgana habrá dejado de ver alguna película o serie de televisión basada en una de sus decenas (o cientos) de historias?

Viene esto a cuento porque, caminando hace unos días por el cementerio de Montmartre en busca de la tumba de Stendhal (cómo molo), me topé con la de Nijisnky (ahora sí que no se puede molar más), el célebre bailarín ruso que ha quedado como sinónimo del ballet clásico. Fue verla y pensar: “Esto es como de Stephen King” (esas pulseras en las puntas de las botas, esas zapatillas de baile sobre la lápida mojada, los enormes cuervos parisinos graznando…).

De acuerdo, no es una asociación muy original (también pensé en Fofito y El Payaso de La hora chanante), pero demuestra el poderío pop de King, quien, según Wikipedia, ha vendido ya más de ¡350 millones de copias de sus obras!, a las que habrá que sumar las que coloque de su última entrega: 22/11/63 (Plaza & Janés, 864 págs., 26,90 €), la historia de un profesor de instituto de Maine que viaja en el tiempo hasta el año 1958 con un objetivo: atrapar a Lee Harvey Oswald para impedir el asesinato de Kennedy.

Quizá sea mi primera toma de contacto con King, pero se admiten sugerencias.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Ciencia Ficción, Novela fantástica, Terror

5 Respuestas a “Una tumba para Stephen King

  1. Francisco Jódar

    Miguel, ¿cuántos te has leído de Stephen King? Yo diría que más de 10 y menos 15.

  2. Yo por mi parte defiendo y apostillo esas cálidas, tranquilas y largas tardes de verano de instituto (¡cuando las vacaciones duraban tres meses!) leyendo a Stephen King. Mi recomendación es también “It” (viva el payaso Pennywise), “Apocalipsis” (o su versión alternativa titulada “La danza de la muerte”) y por supuesto… “La larga marcha”, escrita cuando todavía firmaba con su pseudónimo Richard Bachman. Vamos… cuando escribía él ;)))

  3. Gracias a los dos. Me las apunto, especialmente la de ‘Mientras escribo’.

  4. dvguerrero

    Pues yo que he leído muchas, casi todas sus novelas (no es que me sienta especialmente orgulloso de ello), te recomiendo alguno de sus clásicos: It, Apocalipsis y Salem’s Lot especialmente. Son lecturas de lo más ligero, pero en realidad, la que más interesante me parece de todas es un ensayo acerca de su propio estilo literario llamado ‘Mientras escribo’. Se lo recomendaría a cualquiera que tenga pensado ponerse a escribir lo que sea: novelas, artículos, etc.

  5. Koska

    Sugerencias! Teniendo en cuenta tu cantidad de tiempo libre, de más a menos:
    – Los siete tochazos de ‘La Torre Oscura’
    – El tochazo trmendo que es ‘It’
    – El tochazo un poco más pequeño que es ‘Tommynockers’
    – Los libros de historias cortas, que tiene un puñado!
    No desestimes al Ronald McDonald de la literatura que sabe lo que se escribe…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s