Tipos infames

Abundan los agoreros enterradores de las pequeñas librerías, muchas han echado ya el cierre y se prevé que las sigan otras tantas. La crisis -en adelante y en este espacio, la ‘innombrable’-, la competencia de las grandes superficies, especializadas y de las otras (cómo me jode ver libros en el Alcampo), la todavía vacilante puesta en marcha del libro electrónico… Vamos, que lo tienen crudo.

Pero no todo es crujir y rechinar de dientes en el maltratado y vocacional gremio de la venta de libros. Cierto, las bajas son y serán muchas, pero por el desolado campo de batalla merodean pequeños supervivientes protegidos por una armadura que los mantiene en pie: una oferta que va más allá del placer de revolver, hojear y comprar libros, aunque sea este el sentido último del asunto.

Por ejemplo, Tipos Infames (C/San Joaquín, 3), una joven librería de Madrid que funciona bajo un lema que por sí solo justifica el dejarse caer por allí: ‘Libros y vinos’. En este agradable y acogedor espacio se presentan libros, se imparten talleres, se celebran exposiciones en su planta inferior y puedes tomarte un buen vinate o un café rodeado de literatura. Los del marketing llamarían a esto ‘economía de la experiencia’, ‘vínculo afectivo con la marca’ y demás tontunas. Me da lo mismo: lo importante es que da gusto pasarse por Malasaña a visitar a estos Tipos Infames.

REFUGIOS URBANOS
Cada vez más librerías siguen este modelo que podría representar su mejor oportunidad de subsistencia. El pequeño comercio de libros como refugio, una capilla en mitad de la ciudad donde uno penetra a perderse entre estanterías, suspender el tiempo y olvidarse de que hay que tener cuidado ahí fuera, un arrebujarse entre mantas de papel para complacerse en el autoengaño y decirse que nada malo nos puede pasar. En el fondo esto es un poco como volver al útero materno, pero limpito, y con un tinto en la mano.

Próximamente, más librerías en Hoy Libro. Y por cierto, ¿tú te refugias en alguna?

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Librerías

4 Respuestas a “Tipos infames

  1. Pingback: Ponme medio de Faulkner | Hoy libro

  2. Apuntado queda para cuando vaya. Habrá alguna buena taberna cerca, ¿no?

    Un abrazo

    • Benjamin

      Perdon pero las teclas de mi telefono son pequeñas, se llama Metropolis y no Meteopolis. La zona es la idonea, pasaban los rebaños chotunos por la zona mientras los viejos degustan vinos y hablan del tiempo

  3. Benjamin

    Libreria Meteopolis en Jaen, se pierde la nocion del tiempo entre sus comics y libros amontonados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s