Hierro ilustrado

Han pasado ya diez años de la muerte del poeta José Hierro, pero sus versos permanecen tan frescos como cuando los esculpía en los bares (su último refugio fue una cafetería de la Avenida de la Ciudad de Barcelona, en Madrid), santuarios de un creador que se declaraba incapaz de escribir en su casa.

Hierro ilustrado

Este aniversario ha servido como excusa a Nórdica Libros (atentos a esta estupenda editorial) para publicar una selección de la poesía esencial de Hierro, acompañada por la obra gráfica del propio autor. El resultado es Hierro ilustrado, un volumen precioso, un placer para la vista que se disfruta poco a poco y nos adentra en el rico y personal mundo del hombre que escribió Vida. 

Después de todo, todo ha sido nada,
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo
supe que todo no era más que nada.

Grito «¡Todo!», y el eco dice «¡Nada!».
Grito «¡Nada!», y el eco dice «¡Todo!».
Ahora sé que la nada lo era todo,
y todo era ceniza de la nada.

No queda nada de lo que fue nada.
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada.)

Qué más da que la nada fuera nada
si más nada será, después de todo,
después de tanto todo para nada.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo General, Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s