Mi cuerpo pide tierra

Las estanterías son muy importantes. En vida las puedes llenar de libros, que siempre acompañan, abrigan y hacen más habitable una casa.

Esta de la foto parece apropiada para soportar unos cuantos tochos de Taschen, esos volúmenes tan chulos que solo ojeas el primer día.

Estanterías

Y tiene una ventaja insuperable: cuando palmas, puede desmontarse y volver a ensamblarse como ataúd. La placa de metal situada bajo su estante inferior cuenta la historia de esa transformación; si se le da la vuelta, pueden grabarse en ella los datos biográficos del difunto.

El responsable de la idea es William Warren, un diseñador británico. ¿Te interesa? Escríbele a william@williamwarren.co.uk y te enviará las instrucciones para hacerte tu propia estantería-atáud. Y por cierto, no olvides incluir en el e-mail información sobre tu estatura y complexión.

Ataúd

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo General

2 Respuestas a “Mi cuerpo pide tierra

  1. Muchísimas gracias, me dejas un poco descolocado… La verdad es que lo voy haciendo a salto de mata, cuando tengo tiempo y sin un propósito muy definido. Son más ocurrencias que otra cosa.

    Saludos

  2. Gracias a este post (que me ha encantado), comentado en el muro de Facebook de un amigo, he descubierto tu blog. Me he enganchado y pienso leerme todas las entradas.
    Hacía mucho que no leía algo que me gustara tanto. Gracias por escribirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s