Alemán über alles

Mi amiga Itziar es una periodista que ha emigrado a Múnich y allí se dedica a enseñar español a los locales. Lleva estudiando alemán desde ni se sabe cuándo (a lo mejor es que intuía lo que iba a pasar) y tiene un nivel muy alto, así que un respeto. 

Estos días me he acordado de ella al ver a Guardiola hablando alemán en su presentación con el Bayern, y sobre todo al leer Alemania, de Julio Camba, un libro lleno de observaciones divertidas sobre el intimidante y complicado idioma que no paran de decirnos que tenemos que aprender.

Caricatura de Julio Camba, por Tovar.

Caricatura de Julio Camba, por Tovar.

Va por ti, Itziar. 

“Cuenta Mark Twain que un alemán de las cercanías de Hamburgo fue operado en el hospital de una palabra de trece sílabas. Desgraciadamente, los médicos calcularon mal la parte del cuerpo donde debían operar al paciente, y el desdichado murió… Ustedes tomarán el asunto a broma; pero si algún día se ven obligados a estudiar alemán, ya llegarán a saber lo que es eso de tener dentro una palabra de trece sílabas y no lograr expulsarla. Parece que los tejidos que la rodean se inflaman y que se produce una cierta supuración.

(…) ‘Algunas palabras alemanas —dice el propio Mark Twain— son tan largas, que tienen perspectiva’. Y como ejemplo, cita unas cuantas: Waffenstillstandsuntenhandlungen, Generalstabsverordnetenversammlungen. 

‘Estas cosas no son palabras —añade Mark Twain—: son procesiones alfabéticas. Con un poco de imaginación, se pueden ver las banderas y hasta puede oírse la música’.

La mayoría de estas palabras no están en el diccionario; pero esto no quiere decir que no sean alemanas. Si no están en el diccionario es sencillamente porque no caben. (…) tienen algo de catedral, de estación, de cuartel, de fortaleza. Las hay que parecen exposiciones universales. Mark Twain, que se quedó tan asombrado ante ellas, venía, sin embargo, del país de los rascacielos: y es que arquitectónicamente, y hasta como obra de ingeniería, un rascacielos vale muy poca cosa al lado de un Generalstabsverordnetenversammlungen.”

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Citas, General

5 Respuestas a “Alemán über alles

  1. Pingback: Maneras de ser periodista | Hoy libro

  2. Muy bueno Paco. Y citando al gran Mark Twain, que se le recuerda poco pero tiene un ingenio infinito. Su relato sobre la guerra de los sexos El diario de Adan y Eva es una lecturita de verano bien entretenida.

  3. Itziar

    ¡Qué grande Paco! ¡¡Me ha encantado!! ¡Muy divertido y bien cierto! a mí hay palabras que se me han atragantado y no hay manera de que salgan, chico ;)
    (¡Ah! y que se acuerden de una desde la distancia me hace mucha ilusión :)) Gracias!!!

    • ¡De nada! Es que el libro está lleno de coñas marineras sobre el alemán. Es una lectura muy recomendable y divertida, como todo Camba, aunque recopila artículos de antes de la I Guerra Mundial, y de esa Alemania ya no queda nada. Por cierto, que a Camba le gustaban los bávaros, pero los berlineses y prusianos no le hacían ninguna gracia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s