Suicidas de libro 2

Y siguiendo con esto…

SÉNECA (4 a. C. – 65 d. C.)   EL SUICIDA OBLIGADO
Método: Cortes en las venas de brazos y piernas, un trago de cicuta y, para rematar, un baño caliente cuyo vapor acabó sofocándolo. Antecedentes: Séneca, orador, filósofo, escritor de éxito, tutor y consejero de Nerón, firmó su condena al abandonar al emperador a causa de sus locuras. Los tiranos no olvidan: tres años después, Nerón acusó falsamente a su viejo maestro de formar parte de una conjura para asesinarlo y lo condenó a la pena capital. Siguiendo el uso romano, el César tuvo la deferencia de permitir a Séneca que se diera muerte y el pensador nacido en Córdoba obedeció como un verdadero estoico (tampoco le quedaba otra). Acompañado por esclavos y amigos, su mujer y su médico, se despidió del mundo consolándolos a todos y haciendo honor a una de sus máximas: “El varón fuerte y sabio no debe huir de la vida, sino salir de ella”.

Pocos se sucidan ya con este estilazo (y este estilismo).

Pocos se suicidan ya con este estilazo (y este estilismo) imaginado por Rubens.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Suicidas de libro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s