Archivo de la categoría: Cómic

A propósito de Irán

¿Qué sabemos de Irán? Casi nada, y casi todo malo. Clichés periodísticos, propaganda de la teocracia islámica y sus enemigos, minuto y medio en el telediario que preocupa y enseguida queda sepultado en el olvido por un nuevo e inminente apocalipsis… Por no saber, muchos no saben ni que los iraníes no son árabes y no hablan la lengua de Mahoma.

Tampoco es que haga falta tragarse la filmografía completa de Kiarostami y escuchar el vuelo de las moscas persas en su películas (o sí), pero hay otros modos asequibles de acercarse a Irán y tratar de entender un poco más de lo que se cuece bajo esos negros chadores y esas barbas tan proféticas y cerradas. Uno es el (buen) periodismo y otro por qué no el cómic.

REPORTAJE EN E-BOOK
El país esquizofrénico (libro electrónico, 2 €, eCícero) es el reportaje largo (ronda las 14.000 palabras) en el que el periodista Jordi Pérez Colomé relata su experiencia durante los 20 días que pasó en Irán el pasado mes de abril. El país esquizofrénicoEl reportero especializado en política internacional, como puedes comprobar en su blog Obama World— se entrevistó allí con muchos iraníes y se las arregló para penetrar en su privacidad, muy distinta de la que desearía la dictadura de los ayatolás. Así vamos descubriendo que los súbditos de la tiranía islámica son muy amigos de celebrar fiestas caseras donde a veces corre el alcohol, que se cachondean en privado (y con sumo cuidado) del régimen, que buscan mil maneras de sortear las paranoicas prohibiciones religiosas o que (¡sorpresa!) entre las mujeres son frecuentes las operaciones de cirugía estética facial: “La reflexión, según una madre, es que ‘ya que no se les ve el pelo, la cara debe lucir todo lo posible’ “.

Pérez Colomé hace buen periodismo. A pie de tierra, pegado a la gente corriente y administrando con tino antecedentes históricos, opiniones de personas muy diversas (iraníes o no), hechos y observaciones y mucha, mucha información interpretada pero no juicios ex cátedra. Se agradece que no lo traten a uno como a un tonto ni le digan lo que tiene que pensar. Parece que algo va a pasar en Irán, aunque nadie sabe qué, y esa sensación de país complejo, contradictorio y en imprevisible evolución es lo que queda tras la lectura.

El país esquizofrénico ha sido publicado por eCícero, una editorial nacida hace unos meses para lanzar “libros electrónicos breves de no ficción” y que ya ha puesto en el mercado siete entregas de crónicas y entrevistas. Bajo el lema “Periodismo de formato largo”, la editorial fundada por el periodista Fernando García pretende hacerles sitio a reportajes, entrevistas y crónicas extensas, cada vez menos presentes en periódicos y revistas. La iniciativa merece la mejor suerte y abre nuevos espacios a un oficio cada vez más precario, aunque cabría desear un mayor cuidado en la edición, al menos en el texto de Pérez Colomé, donde nos topamos con algunos errores cantosos, fruto quizá de las prisas y la inmediatez con que se publicó su trabajo.

¿HAS VISTO ESTA PELÍCULA?

Yo no, pero sí he leído el cómic en el que se basa. Persépolis (368 págs., 17 €) es un relato autobiográfico de Marjane Satrapi (Irán, 1969) publicado hace más de diez años, multigalardonado y Persepolisahora reeditado en bolsillo por Norma Editorial. Satrapi nació en una familia de clase media y progresista a la que le tocó asistir al derrocamiento del Sha,
el triunfo de la Revolución Islámica, la guerra con Irak, la dictadura de los ayatolás y la diáspora de miles de iraníes que, como la autora sus padres la mandaron a Austria a estudiarsalieron del país en busca de libertad.

En Persépolis, Satrapi tira de ironía, capacidad de observación y sentido del ritmo para contarnos su historia y con ella la de su país a lo largo de unos años que lo cambiaron para siempre. Si le metes mano tendrás que acabarlo del tirón, disfrutarás y sufrirás con las aventuras de la protagonista y te asombrarás de la cantidad de cosas que puedes aprender leyendo una novela gráfica.

Y PARA CERRAR…
… un maestro, el periodista polaco Ryszard Kapuscinsky (1932-2007). En los últimos tiempos han surgido algunas dudas sobre la veracidad de sus historias y la forma en que separaba la ficción de los hechos, pero yo solo sé que no he leído jamás a un reportero con su calidad literaria, su nervio y su lucidez. El Sha

Kapuscinsky fue un escritor extraordinario que se pateó medio mundo y que en El Sha o la desmesura del poder (180 págs., 14,50 €, Anagrama) construyó un relato magistral, un mosaico genial a partir de fragmentos (fotos, notas, grabaciones…) que acaban conformando una historia: la de Irán y su evolución desde finales del siglo XIX hasta la caída del Sha y el triunfo de los seguidores de Jomeini.

El cronista polaco desmenuza en este libro la psicología de los iraníes, las causas del ascenso y caída del Sha, las motivaciones y los orígenes del movimiento chiíta y las características de un país que, pese a ocupar tanto espacio en los medios occidentales, continúa siendo un misterioso desconocido.

2 comentarios

Archivado bajo Cómic, Crónica, General, Libro electrónico, Periodismo

Monos en E-book Corral

Acojonado preocupado no estoy, pero acojonadillo inquieto sí. O empiezo a estarlo. Hasta Chuck Norris dudaría en medio de esta histérica avalancha informativa sobre el ‘corralito’, desatada por la nueva industria del miedo: los medios de comunicación, bien apoyados por la ‘viralidad’ (¡horrible palabro!) de las redes sociales. Krugman dice QUE SÍ, Montoro dice QUE NO... A mí me da que nadie tiene ni idea de lo que va a pasar, no ya de aquí a unos meses o años, sino de aquí a unas semanas. Y el que diga que sí lo sabe, miente, delira o se limita a ganarse la vida y satisfacer a su público con su trabajo de predicador mediático expendedor de verdades absolutas. Y perdón por la prédica.

Corralito

Vivimos a golpe de prima de riesgo, titulares al minuto e ignorancia, y en medio de este vaivén incontrolable pocas reflexiones más agudas que la de Manuel Rodríguez Rivero al final de su último artículo en El País sobre los versos de Edward Lear, poeta del sinsentido: “Muchos han descubierto ahora que tienen más sentido que la angustiosa jerga desprovista de rima de las noticias financieras”.

Yo, menos lírico, aviso: como me quede sin las cuatro perras que tengo en el banco acampo en Sol, pero con un M16, más ruidoso y efectivo que los gritos mudos del 15-M.

MONOS AL MANDO
Con este panorama, resulta natural la proliferación de libros destinados a explicar el desbarajuste económico, el cómo y el porqué del desplome. El último que ha caído en mis manos es Simiocracia: Crónica de la gran resaca económica (DeBolsillo, 9,95 € en papel, 2,99 € en e-book), de Aleix Saló, un cómic que intenta hacer accesibles muchos conceptos económicos que nos bombardean a diario y las causas de la que está cayendo.

Saló es lo suficientemente inteligente como para curarse en salud y admitir que incurre en “simplificaciones u omisiones para componer un relato más accesible” —como los periodistas—, pero le ha quedado una cosa divertida, muy bien estructurada y contada y que se está despachando estupendamente tanto en papel como en e-book: de hecho, se halla entre los más vendidos de Amazon, que la manda al Kindle por 2,84 €, un precio mucho menor que el de la edición en papel y que hace pensar en las posibilidades de expansión del libro digital, aunque aquí cabe una puntualización: en la versión para el Kindle (no sé en aplicaciones de tabletas y demás) los caracteres son minúsculos y no se pueden ampliar, y se nota que hay viñetas pensadas para verse en dos páginas y no en una. Falta mucho por recorrer en la calidad de los libros electrónicos.

Simiocracia

Simiocracia se lee con placer y una sonrisa en la boca y su mayor virtud es la de ponernos a pensar, que ya iba siendo hora, y alertarnos de los mensajes que nos cuelan los medios (las páginas sobre el papel y la naturaleza de estos son quizá las mejores). Íbamos de cabeza al precipicio sin sospecharlo, atontados por estupideces ya míticas —¡ah, aquella frase tan de cuñao de “los pisos nunca bajan”!— y absurdos palmarios —España construyó en 2005 más viviendas que Francia, Alemania e Italia juntas—, y por eso Simó tampoco escatima las críticas al ciudadano medio. Al fin y al cabo, aún no hay noticia de nadie a quien le hayan puesto una pistola en la cabeza para hipotecarse.

Deja un comentario

Archivado bajo Cómic, Economía, General, Libro electrónico

Mortadelo y Filemón en tu iPad

Ahora sí. Por fin va en serio todo esto de los libros electrónicos, el nuevo paradigma, el porvenir de la inmovilista industria editorial… Se acabó mi esplín digital, ya no me la sudan las predicciones de los futurólogos tecnológicos y hasta empieza a caerme bien Steve Jobs (me recuerda vagamente a Mourinho, pero en plan vegetariano pelmazo).

La causa de mi caída del caballo tiene nombre: Mortadelo y Filemón. Los personajes del gran ¿e inmortal? Ibáñez han aterrizado en Internet (¿tendrá algo que ver el Doctor Bacterio?) y ya puedes disfrutar de sus aventuras en el ordenador, el iPad o el iPhone. La versión digital de ¡A reciclar se ha dicho! (Ediciones B) puede descargarse por 5,99 € -la mitad de lo que vale en papel- en Koomic, una librería especializada en cómics digitales con la que colaboran las editoriales del género más importantes de España.

Koomic alberga una amplia selección de historietas en español en formato digital para ordenador, iDispositivos y, próximamente, Android. Ofrece tebeos on line, no descuida la participación de los lectores (es que no quiero escribir ‘redes sociales’) y deberían echarle un vistazo muchas de la editoriales y librerías que no saben por dónde les vienen los tiros.

Comentarios desactivados en Mortadelo y Filemón en tu iPad

Archivado bajo Cómic, General

The Beats

Cuánto gafapasta no habrá dado el coñazo con los beats, Jack Kerouac en el camino, el día que William Burroughs se cargó a su mujer jugando a Guillermo Tell (cómo iría de puesto o chuzo el tío; o no) y el Aullido de Allen Ginsberg (“He visto los mejores cerebros de mi generación destruidos por la locura, famélicos, histéricos, desnudos, arrastrándose de madrugada por las calles de los negros en busca de un colérico picotazo…”).

Cuando además pueden meter en el ajo a Patti Smith, Laurie Anderson, Tom Waits y otros músicos que MOLAN influidos por el movimiento beat de una u otra forma, ya se les hace el culo pepsicola. Vale, se admite la pretenciosidad como arma para pillar, pero tanto esnobismo le quita a cualquiera las ganas de acercarse a la obra de este grupo de escritores, surgidos a mediados del siglo pasado en los EE.UU. con mensajes y actitudes renovadoras (libertad sexual, drogas, experimentación literaria, inconformismo, religiones orientales…), ya convertidas en un cliché por esta nuestra sociedad, la única conocida que se lo traga todo y lo regurgita en forma de producto.

ESPLENDOR AMERICANO
Yo no he pasado de En el camino, de Keroauc; no me produjo gran impresión, quizá porque soy un burgués culogordo que no cree en las neveras vacías o porque lo leí con veintimuchos años, pero me gustó lo suficiente como para interesarme por los beats, más allá de la pose, aunque la cosa se quedó ahí.

Por ese interés diferido me ha llamado la atención The Beats (451 Editores, 200 págs., 19,50 €), una novela gráfica con guión de Harvey Pekar (American Splendor) y dibujos de Ed Piskor. En la obra, donde participan otros guionistas y dibujantes, se hace un recorrido biográfico -a la fuerza esquemático- por las vidas de los tres escritores beats más significativos o famosos (Jack Keroauc, Allen Ginsberg y William Burroughs) y por la de otros personajes con menor repercusión pero encuadrados en esa corriente.

El propósito de The Beats es rendir tributo a esta generación de escritores, interpretar su vida y su legado y difundir su obra de una forma original: el cómic. Puede decirse que esas buenas intenciones se cumplen, y que habrá quien se acerque a esos creadores gracias a esta novela gráfica, pero a mí me ha parecido una narración visual que se arrastra monótona y superficial, llena de información tan conocida para el iniciado como poco atractiva y farragosa para el profano, un alud de hechos deslavazados que pasa sin dejar huella por la mente del lector. Habrá que ir a los originales.

Comentarios desactivados en The Beats

Archivado bajo Cómic, General

NonNonBa

Me gustan los cómics, pero leo pocos y lo ignoro casi todo del asunto. Será por eso que no había descubierto hasta ahora al japonés Shigeru Mizuki, quien, a solo un año de convertirse en nonagenario, está considerado por los enterados y la afición en general como uno de los grandes del manga, que da para mucho más que colegialas lolitas y peleas lisérgicas a lo Bola de Dragón.

Ahora que he conocido a Mizuki a través de NonNonBa (Astiberri, 416 págs., 25 €), el álbum que le valió el premio al mejor de 2007 en el Salón Internacional del Cómic de Angoulême, entiendo ese prestigio. NonNonBa es una historia autobiográfica en la que Mizuki rememora con nostalgia y ternura su infancia durante los años treinta en Sakaiminato, un pequeño pueblo costero del sudoeste de Japón.

Peleas de chavales, el colegio, las niñas, los padres… En estas viñetas -de fondos realistas y personajes caricaturescos- no pasa nada espectacular salvo cuando interviene NonNonBa, la anciana supersticiosa que da nombre a la obra y sumerge a Shigeru -álter ego del autor- en el mundo mágico de los yokai, los espíritus, genios y fantasmas del bestiario tradicional japonés, integrados con naturalidad en la trama a través de la mente infantil de su protagonista y las enseñanzas de la vieja, una enciclopedia viviente de leyendas y mitos.

Con lirismo, sencillez y una imaginación fascinante, Mizuki revive su niñez y todo un mundo desaparecido, mezcla lo cotidiano y lo fantástico con suprema elegancia y nos regala un cuento lleno de aire fresco, de agradecer y necesario como antídoto contra el imperante cinismo coñazo y gallináceo. Próximas estaciones, Kitaro y Operación muerte.

Deja un comentario

Archivado bajo Cómic, General