Archivo de la etiqueta: Bret Easton Ellis

The Booklovers

El canon literario de Neil Hannon o, lo que es lo mismo, The Divine Comedy: de Cervantes a Bret Easton Ellis, pasando por Tolstói, Joyce o Graham Greene… De farol o no, el tío tiene buen gusto.

1 comentario

Archivado bajo General

Reyes, aguafiestas y hamburguesas

Veinte años de investigación y 45 de visitas al Archivo General de Simancas realizados por Geoffrey Parker (Nottingham, 1943), el hispanista inglés de la Universidad de Ohio (¿por qué tantos hispanistas anglosajones y no al contrario?), han cristalizado -previa biografía anterior, mucho más corta y publicada en 1984- en un volumen de 1.536 páginas que pretende ser la suma sobre la vida de Felipe II (1527-1598), el rey prudente, el monarca que gobernaba sus dominios donde nunca se ponía el sol como una araña desde el centro de una gigantesca telaraña, con un celo enfermizo y burocrático -se conservan entre 10.000 y 15.000 documentos de su puño y letra- que no se detenía ante nada.

Felipe II. La biografía definitiva (Planeta, 39,50 €), reúne el titánico esfuerzo del prestigioso Parker, gran conocedor de la España del XVI y el XVII, que se ha quemado las pestañas recopilando y sintetizando la ingente información disponible sobre el soberano para retratarlo en lo privado y lo público en una biografía minuciosa, apasionante y con una sola pega: no hay quien la lea en el metro.

“TODAS LAS GENERACIONES ESTÁN PERDIDAS”
Si te pesan las responsabilidades de un rey tan estricto y obsesionado con la religión y el honor como era Felipe II, puedes volverte a las angustias del mundo moderno con Suites imperiales (Mondadori, 160 págs., 16,90 €), la novela con la que Bret Easton-Ellis (Los Ángeles, 1964), el cronista del desasosiego y el malestar profundo, retoma los desorientados personajes de su primer libro, Menos que cero, publicado en 1985.

Han pasado los años, ya son cuarentones y no adolescentes de clase alta entregados a las drogas, el sexo más o menos sórdido y los bares de mala muerte, pero sus aparentemente ordenadas y encauzadas vidas son mucho más frágiles de lo que querrían. Angustia, soledad y una implacable disección de ciertos aspectos de la sociedad de los EE.UU -es decir, de la nuestra- se citan en una novela que es puro Ellis, el aguafiestas moralista que sabe “que todas las generaciones están perdidas” y siempre se las apaña para dejarnos un sabor amargo.

LA HAMBURGUESA LITERARIA
Y si lo que quieres es que no te toquen las narices ni te calienten la cabeza, siempre te quedará el habilidoso, muchimillonario y laborioso Ken Follett, que ha vuelto para forrarse con La caída de los gigantes (Plaza & Janés, 1.024 págs., 24,90 €), la primera entrega de una trilogía que se llamará El siglo y recorrerá la historia del siglo XX (la del mundo occidental, claro) a través de las vicisitudes de cinco familias: los mineros galeses Williams; los aristócratas ingleses Fitzherbert y sus homólogos alemanes, los Ulrich; los hermanos rusos Kostin y los estadounidenses Dewar. Para empezar, mil paginazas con la Primera Guerra Mundial, la Revolución Rusa y el sufragismo, entre otras cosas, como telón de fondo. Que aprovechen.

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, General, Historia, Novela