Archivo de la etiqueta: Diccionario del Diablo

#bajadadeimpuestosYA

¿En qué punto pasan los impuestos de ser una herramienta redistribuidora más o menos justa de la riqueza a una exacción pura y dura? Por ejemplo, cuando un Gobierno los sube 30 veces en 500 días. 

Aquí, como en tantas cosas, viene a auxiliarnos el Diccionario del Diablo de Ambrose Bierce

Atracador: Un cándido hombre de negocios.

Se cuenta que andaba Voltaire una noche viajando con algunos acompañantes cuando decidieron alojarse en una posada. Los alrededores resultaban sugerentes y después de la cena decidieron turnarse a contar relatos sobre atracadores. Cuando le llegó el turno a Voltaire, dijo: ‘Había una vez un recaudador de Hacienda’. Y se quedó sin decir nada más, por lo que los demás le animaron a continuar. ‘Esa’, explicó, ‘era la historia’.”

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Economía

Contra la estupidez, Ambrose Bierce (y Los Sexys)

Tengan siempre a mano  en la mesita de noche, la guantera del auto, el Kindle o la cajonera del trabajo, donde sea— el Diccionario del Diablo, de Ambrose Bierce.

Sus máximas, paridas entre 1868 y 1911, rebosan de mala leche, inteligencia y agudeza implacable, y funcionan como una especie de amarga autoayuda a la inversa que cura la tontería a palo limpio.

A mí me auxilian en mi aspiración de convertirme en un idiota a tiempo parcial, y no full-time. Háganme caso, regálenselo, ábranlo al azar cada día y úsenlo de escudo contra la omnipresente estupidez, propia y ajena. Me lo agradecerán.

ESTUPIDEZ

“Ese ‘don y facultad divina’ cuya energía creativa e impulsora inspira la mente del hombre, guía sus acciones y adorna su vida”.

Deja un comentario

Archivado bajo General

Maldito parné

Pocas definiciones mejores del dinero, amo y señor de nuestras vidas, que la de Ambrose Bierce en su Diccionario del diablo: “Una auténtica bendición que solo nos resulta ventajosa cuando nos deshacemos de él”.

Esa condición paradójica del único dios verdadero se refleja en El dinero en The New Yorker (272 págs., 23,95 €),un volumen de viñetas con El dinero en The New Yorkerel que Libros del Asteroide —una editorial que merece todos los elogios, aunque solo fuera por difundir la obra de Manuel Chaves Nogales Robertson Davies— se sale de su línea habitual para adentrarse en la de los coffee table books, esos que tan bien quedan en la mesa del salón, a mano para echarles un vistazo de vez en cuando más que para devorarlos de un tirón.

Robert Mankoff, dibujante y editor de viñetas de The New Yorker, la prestigiosa y un punto esnob revista neoyorquina progresista a la americana —el ala izquierda del PP, para entendernos— ha seleccionado 400 viñetas publicadas en este semanario desde 1925 hasta nuestros días. El tema, el dinero y las finanzas, de Gran Depresión en ¿enorme? Depresión y tiro porque me toca, en una demostración gráfica de que la economía se parece a la historia en definición marxista y se repite, pero en clave de farsa.

1

No es que The New Yorker haya destacado nunca por su humor gráfico, habitualmente por debajo del nivel de sus textos (entre otros, allí han colaborado Truman Capote, Woody Allen, Roald Dahl, John Cheever, Joan Didion, Hannah Arendt, Salinger…), pero entre tantas viñetas hay muchas muy buenas, con gracia y mala leche. Cierto, el lector español también encuentra un puñado que solo puede entender un estadounidense, pero en general su universalidad constata que en materia de dinero todos hablamos el mismo idioma.

2

Lo más interesante de este recorrido por casi un siglo de humor gráfico es apreciar que, pese a los cambios de mentalidad, las modas y el paso del tiempo, nuestros problemas económicos son casi idénticos a los de nuestros antepasados. Y además, ¿has pensado lo cool que vas a parecer regalando este libro en Navidad?

3

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Periodismo