Archivo de la etiqueta: Lev Tolstói

Doodle Tolstoi

Qué bonito el Doodle de Google de hoy dedicado a las tres novelas fundamentales de Lev Tolstói (Guerra y Paz, Anna Karénina y La muerte de Iván Ilich), que este 9 de septiembre cumpliría 186 añitos.

Doodle-Tolstoi

Deja un comentario

Archivado bajo General, Novela

The Booklovers

El canon literario de Neil Hannon o, lo que es lo mismo, The Divine Comedy: de Cervantes a Bret Easton Ellis, pasando por Tolstói, Joyce o Graham Greene… De farol o no, el tío tiene buen gusto.

1 comentario

Archivado bajo General

Uno de esos rusos

Será por el centenario de la muerte de Tolstói, la contraprogramación editorial, la mera emulación o una mezcla de todos estos factores, pero el caso es que las librerías rebosan estos días de rusos (Gógol, Dostoyevski, Chéjov, el mismo Tolstói…), presentes en reediciones, nuevas traducciones, inéditos en español, ensayos, biografías, memorias… Razones al margen, constituye una excelente noticia para cualquier colgado de la mejor literatura, de la que anda sobrado el país que Churchill definió (o eso dicen) como “un acertijo envuelto en un misterio dentro de un enigma”.

O sea, que han venido los rusos, apropiadamente cogidos de la mano del frío. La lista de autores es extensa, pero uno quería soltar su speech sobre la monumental novela (760 páginas) El doctor Zhivago, de Borís Pasternak (1890-1960), publicada en una nueva traducción por Galaxia Gutenberg /Círculo de lectores. Pasternak recibió el Nobel de Literatura en 1958, pero el gobierno soviético le obligó a rechazarlo (el libro estuvo prohibido en la URSS hasta 1987), aunque no pudo evitar su popularización (al menos en Occidente) vía cine, gracias a la excelente película de David Lean, con Julie Christie saliéndose de la pantalla en su papel de Lara.

Este extraordinario relato tiene todo lo que se puede esperar de un libro en el que quedarse a vivir en las oscuras noches invernales: una gran historia, prolongada en el tiempo; personajes que se convierten en más reales que muchas personas de la vida cotidiana; una visión compleja de toda una época; amor; guerra; política; ideas; lirismo; profundidad psicológica…

Heredero directo de los grandes maestros rusos, Pasternak ha pasado a la historia de la literatura por esta obra épica e íntima a la vez, un recomendable regalo navideño para quedar mejor que con uno de los respetables e insulsos libros que copan los primeros puestos de las listas de ventas y no le llegan ni a la suela de los zapatos. Hazme caso, tovarich.

2 comentarios

Archivado bajo General, Novela

Hadjí Murat

Italo Calvino (1923-1985) dedicó un ensayo a explicar Por qué leer a los clásicos, aquellos autores y libros que, según él, “cuanto más cree uno conocerlos de oídas, tanto más nuevos, inesperados e inéditos resultan al leerlos de verdad”. Es sólo una de las muchas y fundadas razones que el autor del delicioso El barón rampante aduce para justificar el que uno pase el tiempo conviviendo con los pensamientos, experiencias e imaginaciones de un muerto quizá milenario.

Otra razón que hace aconsejable la lectura de los más grandes es descubrir (o redescubrir) las conexiones entre vida, historia y literatura, que surgen en el momento más inesperado y de formas insospechadas, tanto que, a veces, esos agujeros espacio-temporales se abren a bombazo limpio y se descubren en lo más prosaico: una página web, un telediario o la radio.

Los recientes atentados suicidas en el metro de Moscú, cometidos por un par de infelices jóvenes chechenas fanatizadas, me han recordado un relato de Lev Tolstói (1828-1910) que podría figurar en cualquier antología de la literatura universal. Hadjí Murat es la historia real de un musulmán del Cáucaso que lideró la guerra santa contra el expansionista y cruel imperio de los zares, acabó pasándose al enemigo (ya se sabe, el tópico del avispero caucásico) y murió unos meses después, en abril de 1852, cuando intentaba abandonar a los rusos, que lo persiguieron y mataron en un enfrentamiento final.

Tolstói, que sirvió años como soldado en la región y sabía de qué hablaba, escribió medio siglo más tarde y a partir de esos acontecimientos verídicos una novela breve donde no hay cabida para los juicios de valor ni morales, sino pura narración sobre un héroe épico astuto y osado, casi un Ulises de las montañas. La acción se va desplegando con sencillez y una fuerza misteriosa y cuando uno cierra el librito sabe que ha leído una obra maestra, pero no es capaz de explicar por qué. Cosas de los grandes y los clásicos.

El conflicto del Cáucaso -esa tierra que vive una guerra inmemorial entre distintos pueblos y estados enfrentados por razones económicas, territoriales, políticas…- continúa hoy y se manifiesta en terribles masacres como la de Moscú o las perpetradas por el ejército ruso hace unos pocos años, pero tiene unos antecedentes cuyo conocimiento matiza lo que de otra forma se quedaría en la enésima barbarie incomprensible y televisada que nos jode la cena y hemos olvidado en el postre. Adentrarse en ellos leyendo una joya de la literatura no puede ser un mal plan.

Deja un comentario

Archivado bajo General

Leed, malditos, leed

La Federación de Gremios de Editores de España ha hecho público su Informe de hábitos de lectura y compra de libros en 2009, un estudio anual que viene realizando desde 2001.

No sé yo si fiarme, porque esto es como las encuestas sobre el sexo y el racismo (o como las encuestas, en general), donde se miente a granel para quedar bien. Aquí todos triunfamos -bueno, siempre son los mismos, pero muchas veces- y nadie tiene nada contra otras razas, hasta que viven en el barrio, van al cole de nuestro nene o nuestra virginal niña nos trae un noviete marroquí a casa, claro. En el sofá y birra en mano, todos somos una mezcla de Gandhi y Casanova.

Los morbosos de los medios han destacado que, según el estudio, ha aumentado respecto a otros años el número de lectores entre los parados (de estar en esa situación, yo aprovecharía para tragarme de un tirón Anna Karénina, el novelón de Tolstói, que estrena traducción en la espléndida edición de Alba). Al parecer, el 59,3% de los parados leen, aunque sé por experiencia que cuando no tienes trabajo ni perspectivas de encontrarlo te pueden abandonar hasta las ganas de eso.

EL ESTADO DE LA CUESTIÓN
Por si eres un lector ocasional (los que leen alguna vez o al trimestre, un 13,7% ) aquí van destacados los puntos clave del informe:

• Por primera vez, la media de horas semanales dedicadas a la lectura supera las 6 horas entre los lectores frecuentes (los que dicen leer libros diaria o semanalmente, que son un 41,3%).
• El índice de lectura se sitúa en el 55% de la población mayor de 14 años, porcentaje que se mantiene estable con oscilaciones en los últimos cinco años.
Los que más leen son los niños entre 10 y 13 años (91,2%) y los jóvenes entre 14 y 24 años (70,5%) y los mayores de 65 los que menos (29,8%).
• Casi un 25% de la población lee en Internet y el 28% acudió a una biblioteca.
• La novela histórica es el género preferido entre los lectores, pero los hombres huyen de las románticas y las mujeres de las de ciencia ficción y fantásticas.
• El perfil del lector español sigue siendo el de mujer, universitaria, joven y urbana que prefiere la novela, lee en castellano y en casa, por entretenimiento.
• El 26% de los lectores elige libros de bolsillo, el 45% lee más en vacaciones y más de un 40% de los lectores compró libros no de texto en el último año.
El niño con el pijama de rayas, de John Boyne, ha sido el libro más leído en 2009, confirmando que los nazis mataniños nunca fallan, pero Stieg Larsson fue el autor más leído y comprado, como también podría haberles dicho cualquiera a cambio de un café.

La verdad, lo único que me creo es la increíble historia de Larsson y el pijama rallante.

2 comentarios

Archivado bajo General