Archivo de la categoría: Libro electrónico

El primer libro con portada en 3D

¿Chorrada efímera para ultramodernos con pasta o una de las posibles respuestas al libro digital? Con investigadores y científicos trabajando en el desarrollo de impresoras 3D presuntamente capaces de imprimir tejidos vivos (orejas, hígados…), no extraña que la industria editorial se enganche a la moda de esta tecnología tridimensional para incorporarla a sus libros y convertirlos en objetos deseables y originales, con “valor añadido”, que dirían los de marketing, los que mandan en esto y en todo.

Riverhead Books  acaba de publicar el que vende como “primer libro con portada 3D”. Se trata de On such a full sea, una novela distópica del coreano-estadounidense Chang Rae-Lee que describe el futuro de unos decadentes EE.UU. donde los recursos escasean y la división entre ricos y pobres ha adquirido el carácter de fosa insalvable.

El argumento no es muy original, pero el diseño sí. Helen Yentus, directora de arte de Riverhead, ha colaborado con Makerbot (especialistas en impresión 3D) en la creación de una funda tridimensional (se tarda 15 horas en imprimirla) que cubre la edición convencional de tapa dura de toda la vida. El invento ha salido en una tirada limitada de 200 ejemplares a un precio de 150 $ (unos 110 euros), frente a los 27,95 $ de la versión estándar en papel y los 11,99 $ para el Kindle.

Portada 'On such a full sea'

El volumen con su funda 3D se encuadra en esa categoría de lujosos y caros libros a lo Taschen, más para enseñar y hojear que para leer. Su interés radica en mostrar una de las posibles vías de escape de las editoriales en un momento en que se cuestiona la futura existencia de los libros físicos: crear objetos suntuosos y al alcance de unos pocos –lo que, paradójicamente, recuerda a los primeros días de la impresión–, y recuperar el concepto del libro como obra de arte. 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libro electrónico, Portadas

La metamorfosis de la lectura

1Más del 80 % de los españoles lee en pantallas, un porcentaje que hace solo tres años se reducía al 47 %. Son datos de BiblioEteca, empresa que ha realizado un estudio sobre cómo leen los españoles en soporte digital. La investigación aporta otras conclusiones interesantes para los editores. Aquí van unas cuantas:

  • Un 50 % de los lectores digitales compra en librerías online y un 72 % se descarga e-books. 
  • El 48 % no adquiere libros electrónicos, pero sí los lee.
  • Las mujeres superan a los hombres (53 a 47 %) como lectoras en pantalla.
  • Los encuestados opinan que los e-books resultan demasiado caros, y creen que un precio medio de 5 euros sería el más apropiado.
  • Los lectores digitales son “multiplataforma”: la mitad usa el tablet para leer, y uno de cada seis emplea el e-reader y lo alterna con el ordenador y el smartphone.

Los pelmazos evangelistas de lo digital (aquellos que viven o pretenden vivir del cambio de paradigma y los simples papanatas de las novedades tecnológicas) se sentirán satisfechos y el “si ya lo decía yo” se expandirá triunfante por sus neuronas. Sin embargo, la conclusión que más me llama la atención de este trabajo es otra:

  • El lector digital típico responde a este perfil: mujer de 44 años, universitaria, usuaria de más de dos dispositivos para leer, pero que para hacerlo prefiere el lector electrónico específico (Kindle y similares). Se inclina por la ficción y consume unos 10 e-books al año, actividad que le lleva una media de dos horas diarias. 

Y aquí es donde se desencajan mis arcaicas mandíbulas. ¿Leyendo dos horazas al día no pasan de 10 libros al año? Son 730 horas anuales: es decir, 30,4 días; un mes entero consagrado a la lectura sin un segundo de reposo. ¿Un error de los investigadores? ¿O quizá estas dedicadas lectoras son devotas de La montaña mágica, En busca del tiempo perdido, Moby Dick y El arcoíris de gravedad, novelas amazónicas que releen en un bucle infinito?

La explicación de este ritmo paquidérmico podría ser otra. Tal vez resida en un nuevo fenómeno que algunos llaman “atención parcial continua”. E-mails, tuits, estados de Facebook, WhatsApps y todo tipo de distracciones digitales están acabando con los jurásicos dinosaurios capaces de abolir el tiempo desapareciendo en un libro. Sin saber muy bien cómo nos hemos convertido en yonquis del fragmento y mantener la concentración nos cuesta cada vez más. Las lecturas sosegadas y profundas han dado paso a una verbena de estímulos de la que picotear superficialmente.

Nadie puede negar que los hábitos lectores se transforman hoy a gran velocidad, pero ¿para peor o para mejor? La respuesta, en unos pocos años.

Deja un comentario

Archivado bajo Libro electrónico

El e-book necesita a Dickens

De los días en que chirriaban los módems solo me queda una cuenta de Hotmail que miro de vez en cuando y que hoy me ha deparado el descubrimiento de la primera novela publicada por entregas digitales de un autor en lengua española, según proclama la publicidad de Alfaguara.

El 18 de enero comenzó la publicación folletinesca y en formato digital de Óscar y las mujeres, la nueva novela de Santiago Roncagliolo (no tengo el gusto, aunque he oído hablar bien de él), con un argumento de telenovela que la acerca al serial de toda la vida y la literatura por entregas del XIX.

Los nueve episodios salen por 0,99 € cada uno y se lanzan cada miércoles y viernes hasta el 20 de febrero, día que estarán disponibles tanto el e-book completo (aÓscar y las mujeres  9,99 €) como la versión en papel (19,50 €).

Con la venta de libros en plena y continuada caída y el negocio digital sin velocidad para despegar, iniciativas como esta pueden servir para encontrar salidas a la crisis del sector editorial mediante el viejo método del ‘prueba-error’. O no, aunque dado el panorama, cualquier cosa será mejor que el inmovilismo.

Deja un comentario

Archivado bajo General, Libro electrónico

A propósito de Irán

¿Qué sabemos de Irán? Casi nada, y casi todo malo. Clichés periodísticos, propaganda de la teocracia islámica y sus enemigos, minuto y medio en el telediario que preocupa y enseguida queda sepultado en el olvido por un nuevo e inminente apocalipsis… Por no saber, muchos no saben ni que los iraníes no son árabes y no hablan la lengua de Mahoma.

Tampoco es que haga falta tragarse la filmografía completa de Kiarostami y escuchar el vuelo de las moscas persas en su películas (o sí), pero hay otros modos asequibles de acercarse a Irán y tratar de entender un poco más de lo que se cuece bajo esos negros chadores y esas barbas tan proféticas y cerradas. Uno es el (buen) periodismo y otro por qué no el cómic.

REPORTAJE EN E-BOOK
El país esquizofrénico (libro electrónico, 2 €, eCícero) es el reportaje largo (ronda las 14.000 palabras) en el que el periodista Jordi Pérez Colomé relata su experiencia durante los 20 días que pasó en Irán el pasado mes de abril. El país esquizofrénicoEl reportero especializado en política internacional, como puedes comprobar en su blog Obama World— se entrevistó allí con muchos iraníes y se las arregló para penetrar en su privacidad, muy distinta de la que desearía la dictadura de los ayatolás. Así vamos descubriendo que los súbditos de la tiranía islámica son muy amigos de celebrar fiestas caseras donde a veces corre el alcohol, que se cachondean en privado (y con sumo cuidado) del régimen, que buscan mil maneras de sortear las paranoicas prohibiciones religiosas o que (¡sorpresa!) entre las mujeres son frecuentes las operaciones de cirugía estética facial: “La reflexión, según una madre, es que ‘ya que no se les ve el pelo, la cara debe lucir todo lo posible’ “.

Pérez Colomé hace buen periodismo. A pie de tierra, pegado a la gente corriente y administrando con tino antecedentes históricos, opiniones de personas muy diversas (iraníes o no), hechos y observaciones y mucha, mucha información interpretada pero no juicios ex cátedra. Se agradece que no lo traten a uno como a un tonto ni le digan lo que tiene que pensar. Parece que algo va a pasar en Irán, aunque nadie sabe qué, y esa sensación de país complejo, contradictorio y en imprevisible evolución es lo que queda tras la lectura.

El país esquizofrénico ha sido publicado por eCícero, una editorial nacida hace unos meses para lanzar “libros electrónicos breves de no ficción” y que ya ha puesto en el mercado siete entregas de crónicas y entrevistas. Bajo el lema “Periodismo de formato largo”, la editorial fundada por el periodista Fernando García pretende hacerles sitio a reportajes, entrevistas y crónicas extensas, cada vez menos presentes en periódicos y revistas. La iniciativa merece la mejor suerte y abre nuevos espacios a un oficio cada vez más precario, aunque cabría desear un mayor cuidado en la edición, al menos en el texto de Pérez Colomé, donde nos topamos con algunos errores cantosos, fruto quizá de las prisas y la inmediatez con que se publicó su trabajo.

¿HAS VISTO ESTA PELÍCULA?

Yo no, pero sí he leído el cómic en el que se basa. Persépolis (368 págs., 17 €) es un relato autobiográfico de Marjane Satrapi (Irán, 1969) publicado hace más de diez años, multigalardonado y Persepolisahora reeditado en bolsillo por Norma Editorial. Satrapi nació en una familia de clase media y progresista a la que le tocó asistir al derrocamiento del Sha,
el triunfo de la Revolución Islámica, la guerra con Irak, la dictadura de los ayatolás y la diáspora de miles de iraníes que, como la autora sus padres la mandaron a Austria a estudiarsalieron del país en busca de libertad.

En Persépolis, Satrapi tira de ironía, capacidad de observación y sentido del ritmo para contarnos su historia y con ella la de su país a lo largo de unos años que lo cambiaron para siempre. Si le metes mano tendrás que acabarlo del tirón, disfrutarás y sufrirás con las aventuras de la protagonista y te asombrarás de la cantidad de cosas que puedes aprender leyendo una novela gráfica.

Y PARA CERRAR…
… un maestro, el periodista polaco Ryszard Kapuscinsky (1932-2007). En los últimos tiempos han surgido algunas dudas sobre la veracidad de sus historias y la forma en que separaba la ficción de los hechos, pero yo solo sé que no he leído jamás a un reportero con su calidad literaria, su nervio y su lucidez. El Sha

Kapuscinsky fue un escritor extraordinario que se pateó medio mundo y que en El Sha o la desmesura del poder (180 págs., 14,50 €, Anagrama) construyó un relato magistral, un mosaico genial a partir de fragmentos (fotos, notas, grabaciones…) que acaban conformando una historia: la de Irán y su evolución desde finales del siglo XIX hasta la caída del Sha y el triunfo de los seguidores de Jomeini.

El cronista polaco desmenuza en este libro la psicología de los iraníes, las causas del ascenso y caída del Sha, las motivaciones y los orígenes del movimiento chiíta y las características de un país que, pese a ocupar tanto espacio en los medios occidentales, continúa siendo un misterioso desconocido.

2 comentarios

Archivado bajo Cómic, Crónica, General, Libro electrónico, Periodismo

Ese Roto

Estaba yo escribiendo un post, pero, vista la viñeta de El Roto en El País, ¿para qué tantas palabras? En cualquier caso, le gusten o no a El Roto los libros electrónicos, sus Viñetas para una crisis se venden por solo 3,79 € en los anaqueles digitales del malvado imperio Amazon. Avisados quedáis.

Deja un comentario

Archivado bajo General, Libro electrónico